Leer Noticia


El indicador adelantado del IPC sitúa su variación anual en el 2,7% en mayo

Evolución de la tasa anual

La inflación anual estimada del IPC en mayo de 2021 es del 2,7%, de acuerdo con el indicador adelantado elaborado por el INE.

Este indicador proporciona un avance del IPC que, en caso de confirmarse, supondría un aumento de cinco décimas en su tasa anual, ya que en el mes de abril esta variación fue del 2,2%.

En este comportamiento destaca la subida de los precios de los carburantes y combustibles, frente a la bajada registrada en mayo del año pasado.

Por su parte, la tasa de variación anual estimada de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumenta dos décimas hasta el 0,2%, con lo que se sitúa dos puntos y medio por debajo de la del IPC general. 

Con ésta, ya son cinco tasas positivas consecutivas las registradas por el IPC anual. Habiendo crecido, la inflación a los niveles más altos en los últimos cuatro años. Hay que ir a febrero de 2017 cuando la tasa de IPC alcanzaba el 3%. 


La tasa anual del indicador adelantado de la inflación subyacente aumenta dos décimas, hasta el 0,2%. 

Se considera inflación subyacente la variación en los precios de los bienes y servicios del IPC, pero excluyendo los bienes energéticos y sin elaborar. Refleja la situación estructural de la economía del país (menor volatilidad) e indica cuándo se debe intervenir en la economía para corregir la inflación. La tasa interanual en mayo fue del 0,2%, dos décimas por encima de los datos de abril y 2,5 puntos por debajo del índice general. Así, nos encontramos ante la mayor brecha entre la inflación subyacente y la tasa general desde que en agosto de 1986 se registraran datos similares. En los últimos 34 años no se había generado una brecha tan amplia entre la inflación subyacente y la tasa general.

Enlaces al INE: https://www.ine.es/daco/daco42/daco421/ipcia0521.pdf


FUENTE: ADADE CENTRAL

Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa